¿Dónde está el amor?

Pareja de joven con anciano
Pareja de joven con anciano

Apenas tenía 16 años, sus padres no le permitían salir a fiestas ni compartir actividades extraescolares con sus compañeros de estudio. Si quería ir a la playa tenía que ser con “una persona responsable”, porque la juventud no sabe lo que hace y después vienen los lamentos. Fue así por mucho tiempo hasta que conoció a Luis.

Se cruzaban en el camino a la escuela con frecuencia. Él la miraba, y le decía una que otra frase bonita. Le doblaba la edad, pero era tan amable y la trataba tan bien que no dudó en aceptar su cortejo.

Así pasaron varios meses. Él fue a conocer a la familia y ellos lo aceptaron, “es una persona responsable y sabe lo que hace”. Después de un tiempo sin saber cómo, ni cuándo ya estaban casados. El primer año fue una gran fiesta, paseos salidas, bailes, y mucha diversión. Pasaron uno, dos tres años, todo se fue apagando. Él por “razones de trabajo” dormía fuera varios días de la semana, siempre una justificación distinta: el trabajo, los viajes, etc. Ella joven y bella se cansó de esperarlo le planteó el divorcio y fin de la historia.

A mi amiguita le pasó lo que a muchas mujeres le sucede, se lanzan al matrimonio por liberarse de la familia claro este caso en la actualidad no es muy común, pero existen. Un gran error que la larga pagan con el divorcio.

Soy de las defensoras de la unión matrimonial como la base para formar una familia. Pero tenemos que ser muy cuidadosos en el momento de decidir con quién formarla. El matrimonio es algo muy serio y se debe llegar a él de manera responsable y madura.

Casi todas las personas están convencidas de que hay que casarse por amor, otras creen que las dificultades que se presentan en la pareja pueden superarse con pasión. Piensan que el amor todo lo puede y a pesar de que antes de casarse descubren cosas que no les gustan en su media naranja se convencen de que estos defectos no son importantes y que el cariño logrará que desaparezcan.

Ocurre pues, que al pasar el tiempo cambia la forma de comprender o explicar las faltas del otro miembro de la pareja. En ocasiones se descubren defectos que resultan sorprendentes. A veces se descubren cada cosa que nunca se imaginaron. Esto es muy ¿Cuántas mujeres han descubierto después de algunos años de unión, que su marido era homosexual y que solo se casó con ella por razones sociales o económicaso por guardar las apariencias para no ser criticado

¿Cuántas parejas se han disuelto cuando descubren que su compañero o compañera no es la persona amable, afectuosa y responsable que parecía? ¿Cuántos matrimonios apenas duran unos meses porque no se comprenden, por la infidelidad de uno de sus miembros, o porque él cree que se casó para tener quien le sirviera a sus antojos, por tener una criada en la casa?

Ante estas circunstancias la relación de pareja comienza a tornarse demasiado conflictiva y puede traer repercusiones graves sobre los hijos si existen. En este caso si ya se han agotado todos los recursos para solucionar la situación, el divorcio puede ser lo más razonable y acertado.

Aunque defiendo la vida en matrimonio creo que la separación es necesaria cuando la unión matrimonial pierde su razón de ser, cuando el amor deja de existir. Lo más saludable en ese momento es alejarse como pareja, lo que no implica construir un abismo entre ambos. Menos aún si de esa unión quedaron hijos. En estos casos es primordial mantener la comunicación sin rencores, sin resentimientos, sin odio. Recordar que el cese de la relación sexual, no implica que finalice la relación humana.

Mi abuelita decía que cuando tememos hijos aunque la pareja se separe la relación entre los padres después del divorcio es para toda la vida, aunque a veces no nos simpatice. Sabemos que todo divorcio, de una u otra forma, trae afectaciones a los hijos, es por ello que es indispensable hacer de este un acto solo de separación matrimonial sin que haya una ruptura con los niños.

¿Por qué discutir y pelear entonces? ¿Acaso no es más saludable para todos los miembros de la familia recordar el amor que existió con sus virtudes y sus errores? Es muy importante saber perdonar para que ser perdonados. Conozco parejas que después de separados mantienen relaciones afectivas tan buenas que resulta casi increíble pensar que antes estuvieron casados. Incluso mantienen relaciones tan amigables como si fueran familia y es que al fin y al cabo lo fueron en algún momento y si quedaron hijos entonces esos lazos no se romperán jamás aunque las personas dejen de tratarse.

Si usted que me lee está en esta situación  conoce a alguien que lo esté mi aconsejo es que maneje la disolución del matrimonio con inteligencia y deseche los sentimientos de rencor, odio, frustraciones, le aseguro que solo así evitará que el desenlaces sea peligroso y el trauma emocional de sus hijos será menor.

Anuncios

Un pensamiento en “¿Dónde está el amor?”

  1. Pingback: Infidelidad |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s