Mujer y violencia

violenciaMuchas mujeres por no decir todas sufren violencia dentro de su propia familia. Entiendas por violencia aquellas acciones que se ejercen sobre ellas donde se les somete de manera intencional al maltrato, a la presión, al sufrimiento, a manipulación contra su voluntad.

Millones de mujeres en el mundo son sometidas a la mutilación de sus genitales, violadas o agredidas sexualmente por miembros de su familia, o por personas ajenas.

En otras regiones si la mujer queda embarazada antes del matrimonio puede ser golpeada, condenada al exilio o asesinada por sus familiares, aunque el embarazo sea producto de una violación.

Existen países en que la virginidad se asocia con el honor de la familia, si una mujer soltera notifica una violación pueden ser obligadas a casarse con el agresor, siendo esto un gran error, ya que esa unión no es propia del amor puro, sino del descaro de un hombre desvergonzado que, por satisfacer un repugnante ‘”impulso’’, hace daño a quien menos le importa.

Después del matrimonio, el riesgo de violencia para ella sigue habitando en su propio hogar, donde el esposo y a veces la familia de este, puede agredirla, violarla o matarla. Las investigaciones demuestran que una mujer tiene mayor probabilidad de ser lastimada y en el peor de los casos asesinada por su esposo actual o el anterior.

Aunque en Cuba el fenómeno es más bien episódico nuestro país no escapa de ese tipo de vejaciones y las agresiones contra la mujer en la familia se dan principalmente porque sus integrantes no se tienen respeto, por el machismo o la impotencia de algunos hombres.

Las ataques contra las damas están destinadas a lesionar su salud psicológica ,,su cuerpo, y suelen ir acompañadas de humillaciones, violencia física y sucederse una semana tras otra, durante muchos años, sin que ella lo denuncie.

Son formas de abuso contra la mujer el maltrato verbal repetido, los insultos incesantes, el acoso, la reclusión y privación de los recursos físicos, financieros y personales. Las agredidas opinan que lo peor de los malos tratos no es la violencia misma sino la “tortura mental” de “vivir con miedo y aterrorizadas”.
Las lesiones sufridas por las mujeres por maltrato físico y sexual pueden ser sumamente graves. Muchos incidentes de agresión dan lugar a lesiones que pueden variar desde golpes y moretones a fracturas y hasta discapacidades crónicas.
Las acciones violentas contra la mujer dejan unos efectos profundos sobre ella y la afecta a lo largo de toda su vida. Si la agredida es una gestante este suceso constituye un riesgo a la salud tanto de la madre como del feto. Con frecuencia, los niños pueden también ser víctimas de maltrato. Cuando son lastimados mientras tratan de defender a sus madres.
La violencia contra la mujer puede producir un embarazo no deseado, Cuando esto ocurre, muchas mujeres tratan de resolver su dilema por medio del aborto. En los países en que el aborto es ilegal, costoso o difícil de obtener, las mujeres pueden recurrir a abortos ilegales, a veces con consecuencias mortales
Si se comparan con las mujeres no maltratadas, las mujeres que han sufrido cualquier tipo de violencia tienen mayor probabilidad de experimentar una serie de problemas de salud graves.
En el caso de las mujeres golpeadas o agredidas sexualmente, el agotamiento emocional y físico puede conducir al suicidio. Estas muertes son un testimonio dramático de la escasez de opciones de que dispone la mujer para escapar de las relaciones violentas.
Las mujeres lastimadas experimentan enorme sufrimiento psicológico. Muchas están gravemente deprimidas o ansiosas, no pueden conciliar el sueño; pueden tener pesadillas o trastornos de los hábitos alimentarios y recurrir al alcohol o a las drogas.

Es importante establecer posibles soluciones al problema de la violencia intra familiar poniendo gran atención a la formación de los menores que son parte integral de una familia ya que es precisamente en la niñez donde a través de los padres se transmiten todos aquellos valores que servirán al individuo en su futuro para una debida adaptación en la sociedad, dando esto como resultado personas capaces de respetar los derechos de cualquier ser humano y por ende los derechos de las personas que conforman su propia familia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s