“Mi hijo es gay “

homosexualidadHacía días que se veía muy preocupado, casi ni comía, parecía un animalito asustado que se esconde ante el enemigo. No sabía que hacer y se decidió a compartir con ella sus preocupaciones .Se sentó a su lado y reclamó su atención.

-Escucha porque yo necesito decir esto o me va a explotar mi cabeza. Ella a su lado explora su rostro con la mirada tratando de descubrir lo que tanto le preocupaba.

_ Mira es que no se cómo voy a decirte esto. Se queda callado piensa un poco y suelta de un tirón todas sus preocupaciones.

_”Mi hijo es gay ”

Homofobia(Audio)

Así actúan muchos padres, ante la sospecha, o el hecho, de tener un hijo o una hija homosexual. Se hacen muchas preguntas y no saben que actitud asumir frente a estas situaciones para la que no están debidamente preparados. Es una realidad y lo más importante es aceptar y comprender la sexualidad de los hijos, porque ni la homosexualidad ni la heterosexualidad son fases temporales.

Recientemente también me ocurrió con una amiga que me llamó angustiada porque su hijo le confesó que era homosexual, muy triste se quejaba y se preguntaba ¿Por qué tenía que decírmelo? ¿Por qué no lo ocultó, si yo no se lo pregunté?

AL igual que mi amiga muchos padres piensan que serían mucho más felices si no supieran lo que para ellos es una amarga realidad. Recuerdan la época en que no lo sabían como un pasado libre de problemas.

Los que así actúan no son capaces de comprender la distancia que existía entre ellos y sus hijos durante todo ese tiempo. A veces queremos ignorar lo que ocurre, o solo pensar que se le puede pasar con el transcurso del tiempo. Es importante aceptar y comprender la sexualidad de nuestros hijos porque ni la homosexualidad ni la heterosexualidad son fases transitorias en la vida.

Estás demostrado que cuando alguien se decide a decir que es homosexual, no está pasando por una fase de prueba, ya lleva tiempo pensando y tratando de definir y aceptar su orientación sexual.

Según criterio de los especialistas cuando un hijo o hija, revela voluntariamente su orientación homosexual a sus padres, es que tiene mucha confianza en ellos. Por eso no se le debe defraudar, tenemos que pensar que ha sido muy valiente al comunicar algo que nuestra cultura machista a veces no entiende bien. Cuando actúan de esta forma demuestran el cariño que siente por sus progenitores y les están pidiendo su apoyo y comprensión.
Es frecuente encontrar el criterio de que una persona es homosexual porque hay una causa biológica, porque alguien lo convirtió en homosexual, porque está enfermo o por la crianza recibida.

Los estudios realizados para tratar de encontrar las causas de la homosexualidad, inclusive algunos de ellos vinculados con la genética, no han arrojado claramente los orígenes de esta orientación sexual.

Ser homosexual o bisexual NO es una enfermedad, NO es sinónimo de perversidad ni constituye delito alguno. La homosexualidad es una orientación sexual que NO es provocada por la seducción a ninguna edad, NO es contagiosa, NO es adquirida por defectos educativos ni por malos ejemplos en el medio familiar.

Las personas homosexuales provienen de todo tipo de familias, hijos únicos o no, con padres autoritarios o no, hijos menores, del medio, mayores; algunos tienen otros familiares homosexuales y otros son los únicos en la familia.
La falta de conocimiento sobre la vida de los homosexuales, los prejuicios arraigados en la sociedad y el temor a enfrentar esa realidad, provocan que se identifique a la homosexualidad con un grupo de hábitos negativos como la prostitución, la agresividad, los vicios y las debilidades.

La familia debe conocer que la homosexualidad es considerada en la actualidad como una orientación sexual. Por lo tanto las personas son libres de tenerla o no. Sería bueno cuestionarnos ¿Por qué damos tanta importancia a conocer las causas de tener hijos con esta orientación? ¿Acaso nos preocupamos igual por la heterosexualidad de los otros hijos?

¿El amor que se siente por un hijo depende de saber la causa de esta orientación sexual? Claro que no, lo importante es concentrar la atención en ¿qué necesita un hijo cuando está en esta situación?

Muchos padres ante la orientación homosexual de un hijo creen que lo mejor es ir a ver un psiquiatra o psicólogo. ERROR. Acudir a un psiquiatra o al psicólogo, por esta causa, es inútil. La homosexualidad no es una enfermedad que puede ser curada, es una forma de ser, natural.

Lo que sí se aconseja en estos casos y puede ser beneficioso, es el intercambio con expertos en temas familiares y orientación sexual.

También ocurre que la familia se preocupa más por la reacción de los demás cuando se enteren, por temor al rechazo que pueda sufrir el homosexual. Es posible que esto ocurra, pero en la sociedad actual las actitudes hacia esta orientación sexual van cambiando. Hoy por lo general las personas comienzan a valorar a los demás por sus cualidades, actitudes, comportamientos y sentimientos.

Es cierto que cambiar la forma de pensar de una sociedad como la nuestra en un proceso lento, pero es por eso que ese hijo o hija necesita de un ambiente en el hogar que respete la diversidad. Solo así logrará tener mayores fuerzas para enfrentar adversidades en otros medios.

En Cuba no hay leyes vigentes que perjudiquen a los homosexuales. Sin embargo, todavía existen prejuicios y tabúes al respecto, personas que se rehúsan a aceptar esta diferencia y las rechazan.

Nuestra sociedad ha sido construida con el esfuerzo y la participación de todas y de todos los cubanos que se identifican con las conquistas y los sueños de nuestro proyecto social y en él colaboran también personas de diferente orientación sexual. Entonces, no es justo que sean lastimados en su dignidad por mantener viejos prejuicios. Por esas razones opino que esta es una tarea larga y de mucha importancia en la que tenemos que continuar trabajando.

Algo muy importante que si nos tiene que ocupar es que los jóvenes constituyen el grupo más afectado por el VIH. Por tanto requiere igual preocupación en los hijos e hijas heterosexuales que en homosexuales, ningún padre debe darse el lujo de pensar que su hijo o hija no está en peligro y suponer que esté libre de riesgos.

Lo real es que en Cuba entre las personas infectadas por el SIDA hay un elevado número de homosexuales. Es por esto de suma importancia proporcionarles información y asesoría por parte del personal de salud, servicios de consejería, y al igual que a los hijos heterosexuales hablarles de lo conveniente de parejas estables y sexo seguro y protegido y facilitarles el acceso a los condones.

Fidel Castro expresó sobre el tema de la homosexualidad (RR) “…Ojalá que las familias mismas tuvieran otra mentalidad, tuvieran otro enfoque cuando ocurre una circunstancia de esa naturaleza. Y soy absolutamente opuesto a toda forma de represión, de desprecio, de menosprecio o discriminación con relación a los homosexuales”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s